Guatemala como país megadiverso, cuenta como parte de su agrobiodiversidad con especies útiles para la alimentación que, por su bajo costo, sabor característico y alto contenido nutricional son una alternativa para contribuir a la seguridad alimentaria de las comunidades indígenas de la Sierra de de los Cuchumatanes, Huehuetenango. El consumo de tallos, hojas, raíces y frutos de plantas recolectadas y sub utilizadas en la región, forma parte de la cultura y métodos tradicionales de conservación de los sistemas alimenticios locales; son altamente adaptables a nichos agroecológicos y áreas marginales, pueden soportar condiciones estresantes y cultivarse con bajos o nulos insumos, potencialidades que no han sido aprovechadas en su totalidad por la población.

Cada planta nativa, esta adaptada o es propia de una región en particular siendo una de las grandes ventajas de las comunidades rurales; ya que existen muchas plantas como: Amaranto, chipilin, y hierba mora, las cuales se caracterizan por sus altos niveles de hierro, vitamina A , Zinc, así como proteínas y aminoácidos tales como la metionina, escasa en otros vegetales que son comúnmente comercializados; por lo que es imprescindible su producción, promoción y utilización como elementos fundamentales para el desarrollo y mejora de vida de los campesinos quienes las cultivan o recolectan. Debido al desconocimiento de sus bondades nutricionales, baja competitividad con las especies cultivadas y formas de utilización estas son sub utilizadas y menospreciadas socialmente; llegando al punto de catalogarlas como alimentos para consumo animal o para gente en pobreza.

Al paso de los años, su consumo ha venido en decadencia a pesar de ser parte integral de la cultura local y estar presentes en las preparaciones tradicionales de alimentos que constituyen el centro de las tradiciones culinarias de los pueblos. A estas plantas también, se les atribuye propiedades medicinales y curativas factor que debe ser aprovechado en las familia para evitar enfermedades principalmente en niños y mujeres vulnerables a desnutrición aguda y enfermedades degenerativas y así contribuir de manera directa a la reducción de los niveles actuales de destrucción crónica en la que vive Guatemala.

La Asociación de Organizaciones de los Cuchumatanes ASOCUCH y el proyecto Siembra Diversidad = Cosecha Diversidad están comprometidos en alternativas que permitan fomentar el uso de especies sub utilizadas para lograr los beneficios sociales, nutricionales y económicos de la población campesina y especialmente indígena; razón por la cual presentan una recopilación de recetas, a base de especies locales que son conocidas en 5 municipios de Huehuetenango. Esta compilación de 64 formas de preparación de alimentos reúne el concomimiento tradicional de los pueblos con el fin de colocar en las manos de hombres y mujeres nuevas alternativas de consumo de alimentos, que sean saludables y que contribuyan a las formas de alimentación de las familias al mismo tiempo que a la conservación de las especies nativas que constituyen el acervo cultural y permanencia de la agrobiodiversidad nativa.